Noticias

UN TORERO EN CUARENTENA

23/03/2020

Fuente: Ismael del Prado - Mundotoro

‘Que, cuando vuelvan los toros, sea para hacerlo con más repercusión en la sociedad’ Ginés Marín analiza la repercusión del coronavirus: su preparación, su dieta, su día a día, el campo, la Tauromaquia...
Triunfador de Olivenza, la única feria con todas las figuras por el coronavirus, Ginés Marín ha visto sesgado de raíz un comienzo de temporada fulgurante en el que cortó cinco orejas. Momento tan delicado como propicio para la reflexión del sector, la pandemia del Covid-19 obliga a cambiar el paso, a trazar una nueva hoja de ruta en la que, pese al confinamiento, sigue existiendo una única obsesión: vivir en torero.

-P: Nadie saca tajada de una crisis como esta, pero el coronavirus ha llegado en el peor momento posible para dar continuidad a su aldabonazo en Olivenza.

-R: Cuando sucede algo así, las ideas o creencias de uno están más allá. Hay que dejar de pensar en la conveniencia individual. No me sirve de nada lamentarlo, sólo queda amoldarme a la situación para seguir preparado para cuando vuelvan los paseíllos.

-P: El ‘nosotros’ por encima del ‘yo’.

-R: Una pandemia es algo grave, que viene mal para todo el toreo en general. Este panorama afecta a todo el sector, todos perdemos. Es negativo para el empresario, el ganadero, el torero… Todos.

-P: ¿Es optimista?

-R: Hay que aferrarse a la esperanza de que se pueda solucionar pronto, de que a este toro también se le podrá torear. Debe servir para aprender y predicar todos con la unidad. Que, cuando vuelvan los toros, sea para hacerlo con más fuerza, con más repercusión en la sociedad… Eso sólo se consigue yendo todos a una

-P: ¿Cómo lleva el confinamiento un torero?

-R: Con incertidumbre, como todos. Aunque, en mi caso, con la suerte de que vivir en el campo te otorga algo más de libertad.

-P: ¿Libertad para…?

-R: Entre Olivenza y decretarse el estado de alarma tuve un par de tentaderos. De momento, vivo sin problemas, sin el hermetismo de la ciudad, ahora hay un poco más de miedo y se ha parado un poco más la actividad, aunque el campo, los animales, no entienden de virus y necesitan el día a día.

-P: ¿El entrenamiento y la dieta tampoco han variado entonces?

-R: No, mantengo una alimentación normal, similar a cuando la temporada está activa. No debemos pararnos tampoco –adaptados a lo que se puede hacer-, porque en cualquier momento la temporada arranca y te pilla en fuera de juego. Es como el torero que está en el banquillo y no torea, no puede esperar a verse anunciado para prepararse.

 

Más información

Fotografías