Noticias

GINÉS MARÍN, OREJA DE PESO Y GRAN FAENA EN MADRID

19/05/2019

Fuente: Prensa Ginés Marín

Ginés Marín se la juega y corta una oreja en una vibrante faena en San Isidro
Una bomba de relojería tuvimos nada más empezar. A punto de estallar, la bomba, y nuestras pulsaciones. Manseó el Montalvo en busca de todo y nada, deambulando por la plaza. Y la plaza no era suya sino de ese loco llamado Ginés capaz de plantarle cara en la batalla. Derrotes, tarascadas, embestidas por dentro queriendo carne fresca que llevarse por los aires. Por abajo quería el toro y ahí encontró Ginés el lío de la faena, alargándola en el sometimiento del animal. En el filo siempre, mas cuando la tomaba entregado era agradecido. No sabías nunca lo que te podías encontrar a la media vuelta. No renunció Ginés a las complicaciones del toro, que eran muchas y se puso de verdad por ambos pitones. Las manoletinas finales, por arriba el astado, fueron de doble mortal, expuso los muslos, la barriga y el corazón. Tras el espadazo, el trofeo fue unánime. Lo habíamos sufrido tanto como gozado. Con el quinto, que no podía ni con los espíritus de la Puerta Grande que no fue, alargó más de la cuenta. Aquello era imposible.

Crónica: Patricia Navarro/ La Razón

Fotografías