Noticias

Ginés Marín, esfuerzo sin opciones de triunfo en Sevilla

08/05/2019

Fuente: Cultoro

Ginés Marín solventó con oficio los contratiempos del tercero. Esfuerzo sin recompensa ante un sexto muy deslucido.

Ginés Marín solventó con oficio los contratiempos del tercero.

Soplaba el viento cuando ‘Portillo’, colorado, saltó al ruedo. Este tercero, lució talla –normal en El Pilar- y estrecho de sienes que embistió sin mucha humillación en el personal capote de Ginés Marín. Otro que se cuida en varas. El primero del lote le costaba humillar y cuando lo hacía perdía las manos. Con este hándicap llegó al último tercio y por ello, el extremeño tuvo un álgebra complicado en la embestida de ‘Portillo’ por el poco entusiasmo en la misma. Marín mostraba la muleta en el embroque a media altura. Le puso alma puesto que su sosito oponente transmitía poco y lo arregló poniendo estética y despaciosidad. Labor sincera, profesional y a medida de un astado –acusó su altura de agujas en la poca humillación- que no ayudó en nada al triunfo. Estocada marcando tiempos en todo lo alto. Sevilla supo ver la personalidad de Ginés Marín a pesar de tantos contratiempos.

Esfuerzo sin recompensa ante un sexto muy deslucido.

El cierraplaza ‘Sospetillo’, colorado bragado, un toro de expresión seria que dejó estar a Marín con el capote. Cumplió en varas sin mayores. El sexto complicó el tercio de banderillas -como casi todos- y deslució el pasaje. El joven diestro comenzó a pies juntos por estatuarios pisando la misma raya del tercio respondiendo el toro con disconformidad en la acometida. Algunas embestidas por dentro y otras por fuera, unas más atemperadas y otras de más tralla. Tuvo tosquedad, echando la cara arriba sin clase. Ginés realizó una faena esforzada sobre ambos pitones pero sin brillantes por la acometida de un astado muy deslucido. Mató de Una voluntad sin recompensa. Silencio.

Fotografías